Mantenimiento y reparacion al sistema de frenos

¿Por qué elegir Bosch Car Service para la reparación y mantenimiento de frenos?

La reparación y mantenimiento de frenos en un taller de Bosch Car Service está calificada para garantizar la seguridad.

  • Siempre se utilizan piezas de repuesto que cumplen con las especificaciones del fabricante.
  • Todas las piezas de freno que se deterioran están cubiertas en nuestro servicio de revisión.
  • Nuestro conocimiento y equipo son insuperables.

El sistema de frenos es obviamente una de las características más críticas para la seguridad de tu vehículo, no es algo que puedas confiar a cualquier taller. Es por eso que Bosch Car Service debe ser la opción para tus reparaciones y mantenimiento de frenos.

¿Por qué y con qué frecuencia es necesaria la reparación y el mantenimiento de frenos?

Debido a la forma en que funciona un sistema de frenado – mediante el uso de una almohadilla para agarrar un disco de metal – hay una serie de componentes que pueden desgastarse con el tiempo. Como resultado, se requerirá la reparación y sustitución de piezas como pastillas de freno, discos de freno y líquido de frenos de vez en cuando.

Muchos usuarios de vehículos cometen el error de esperar hasta que ven algún signo de deterioro. Por lo tanto, recomendamos que tu vehículo sea atendido regularmente y que se realicen comprobaciones periódicas de los frenos para evaluar el estado del sistema de frenado y verificar si se requieren piezas de repuesto antes de que haya problemas.

Es imposible decir exactamente con qué frecuencia se requiere una reparación o reemplazo, sobre todo porque diferentes vehículos se utilizan de diferentes maneras. Por ejemplo, la conducción con altos en la ciudad suele ser más exigente con los frenos que la conducción constante, por ejemplo, en las autopistas. Como indicación general, el líquido de frenos tendrá que reemplazarse al menos cada dos años.

¿En qué consiste una revisión de frenos?

Nuestros especialistas inspeccionarán cuidadosamente todas las piezas, incluyendo las pastillas, los discos y el líquido de frenos. Para comprobar las pastillas de freno y los discos, se utilizará equipo especializado con el que se realizarán mediciones precisas de estos componentes. Si las mediciones no cumplen con las especificadas por el fabricante, las piezas deberán ser sustituidas.

También se revisará el líquido de frenos, para ver si necesita reemplazarse por envejecimiento o contaminación.

Después de una comprobación de frenos, se te hará un informe detallado sobre el estado de los frenos junto con una cotización para cualquier trabajo que pueda ser necesario.

Todas las piezas reemplazadas y materiales utilizados son de alta calidad y de acuerdo con los requisitos de fabricación.

Señales de que podría haber un problema con tu sistema de frenos

Puede ser difícil saber si hay problemas con los frenos, sin embargo, hay algunas señales que hay que tomar en cuenta:

  • Luz de advertencia de frenos en el tablero.
  • Sensación de suavidad al pisar el freno o que este no parezca estar respondiendo a la presión que aplicas. Esto puede ser una señal de que se debe comprobar el estado del líquido de frenos.
  • Un rechinido puede ser señal de que las pastillas estén muy desgastadas y necesiten reemplazarse.
  • Si escuchas un chillido a menudo en los frenos, puede ser que el freno no se esté liberando y el caliper tendría que ser revisado más a fondo.
  • Una sensación de temblor cuando se presiona el freno o que el vehículo se gire hacia un lado durante el frenado.
  • Un freno de mano alto o demasiado movimiento en la palanca del freno de mano.

Si notas alguna de estas señales o si no estás seguro sobre el estado de tus frenos, es recomendable que dejes de usar tu vehículo y te pongas en contacto con un taller Bosch Car Service para que uno de nuestros expertos revise sus frenos.

Consejo del experto

«XXX»